Cabina de Mando Sin Papeles

 

Tabletas electrónicas en cabina

Conforme la actividad aeronáutica fue evolucionando hasta convertirse en la forma de transporte más segura del mundo, paralelamente todos sus procesos relacionados han sido evaluados constantemente por organismos de control mundial, regional y nacional; de tal forma que, en la cabina de vuelo los pilotos se habían convertido en administradores de su aeronave como prioridad y además de una gran cantidad de documentos aeronáuticos que emiten normas y procedimientos a ser cumplidos en cada fase del vuelo. Toda esta información presentada en papel en los conocidos AIP (Aeronautical Information Publication) es vital para la seguridad de las operaciones aéreas; es así que, las maletas de vuelo de los pilotos se convirtieron en bibliotecas viajeras en una estrecha cabina de avión porque toda esa información hasta hace poco era irremplazable en otra forma de presentación.

En promedio cada tripulación de vuelo acostumbra a utilizar 16 kg en documentación entre cartas aeronáuticas, procedimientos instrumentales, manuales de operación entre otros documentos necesarios para el vuelo, dentro de un espacio reducido que no es precisamente una oficina para despachar papeles.

Según Maya Leibman la Directora de Información de American Airlines a su compañía le ha costado alrededor de 1.200.000 USD en combustible al año trasportar este peso aparentemente descartable para la economía de la empresa. Esto, sumado al impacto ambiental de este consumo de combustible y el uso del papel en la impresión de los AIP que generalmente son actualizados mensualmente con nueva información relacionada al vuelo en un promedio de 50 a 100 páginas, multiplicadas por el número de pilotos de una empresa, país o del mundo, es mucho dinero en gasto y negativo en términos medio ambientales.

A todo este escenario, se presentó una innovación tecnológica que soluciona este problema, las tablets o ipads. El inconveniente de llevar los documentos y mantenerlos actualizados quedó atrás, el uso de estos dispositivos electrónicos puede ahorrar a un país como el Ecuador 25 millones de páginas impresas cada año.

Como todo en la aviación, debe ser certificado y aprobado por las autoridades competentes, por ejemplo American Airlines fue la primera aerolínea aprobada por la FAA (Federal Aviation Administration) para usar las tablets en todas las fases del vuelo. Incluso el personal de auxiliares de cabina se han automatizado de esta manera reemplazando los lectores de tarjeta de crédito grandes por tablets con lectores de tarjeta. El personal de mantenimiento y equipos de apoyo en plataforma también ahora usa tablets para realizar sus chequeos y buscar información de mantenimiento de forma rápida al ritmo de tan solo mover un dedo sobre su pantalla. Todos estos procesos deben ser calificados por las autoridades aeronáuticas quienes certifican la instalación de los manuales en los dispositivos inteligentes.

Esta evolución positiva continuará expandiéndose por el mundo aeronáutico, la clave está en que cada empresa o institución sea debidamente calificada y certificada por las autoridades aeronáuticas locales, esto va a permitir que su aplicación sea segura y efectiva en términos económicos y de disminución de contaminación ambiental.
Luis Armas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *