Certificada Conectividad en vuelo de Inmarsat, GX Aviation, para la familia Airbus A320

Esta es una innovadora solución desarrollada para cumplir con las necesidades complejas y cambiantes de los sistemas de rutas aéreos, pasa las rigurosas pruebas impuestas por la agencia de seguridad aérea de la Unión Europea.

El más reciente certificado STC apoya el arranque esperado de GX Aviation como parte del primer avión de Lufthansa en octubre de 2016.

GX Aviation estará listo para instalarse de línea o mediante reinstalaciones, como parte de la estructura de los aviones más importantes de las marcas Airbus o Boeing.

Inmarsat, el principal proveedor de servicios de comunicación global móvil por satélite, anunció el día de hoy que su servicio de avanzada para la conectividad en vuelo, Global Xpress (GX) Aviation, fue certificado por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) para utilizarse en la familia de aviones Airbus A320, con lo cual se acerca a quedar instalado ya sea de línea, o mediante reinstalaciones, como parte de la estructura de los aviones más importantes de las marcas Airbus o Boeing.

El Certificado Tipo Suplementario (STC en inglés) autoriza que la antena de GX Aviation en la banda Ka se instale en las aeronaves Airbus A319, A320 y A321, que son la parte medular de cerca de la mitad de las flotas de aviones del mundo. En total, más de 6,500 aviones de la familia Airbus A320 operan en la actualidad, lo que representa más de tres cuartas partes de las aeronaves en general de Airbus utilizadas para vuelos alrededor del mundo.

Lufthansa Technik, empresa socia de Inmarsat, obtuvo dicho certificado STC después de que su equipo de diseño desarrollara un proceso de instalación sumamente eficiente que incluyera todas las modificaciones eléctricas necesarias, tanto dentro como fuera del fuselaje del avión. La instalación puede realizarse en apenas cuatro días, o durante los horarios normales de mantenimiento, con componentes integrados a la estructura de cabina de tal forma que resultan prácticamente invisibles al pasajero, así como fáciles de operar por la tripulación de cabina.

El pasado mes de octubre de 2015, Inmarsat cerró un contrato para ofrecer GX Aviation en la flota continental europea de Lufthansa, conformada por más de 150 aeronaves, y otros tantos sumándose a la iniciativa con el paso del tiempo. Tras obtener el certificado STC, el primero de estos aviones ofrecerá el servicio en octubre del corriente y toda la flota A320 de Lufthansa quedará programada para la instalación de la nueva tecnología, para mediados de 2018.

GX Aviation se trata de la primera solución de banda ancha a bordo en el mundo que ofrece cobertura mundial a través de un solo operador. Permitirá a los pasajeros europeos de Lufthansa la posibilidad de navegar por internet, ver videos, conectarse a las VPN de sus empresas, descargar archivos y mucho más, con la misma calidad de conectividad rápida y confiable que tienen en tierra.

Leo Mondale, presidente de Inmarsat Aviation, en torno a la noticia expresó, “GX Aviation viene a cambiar las reglas del juego, al derrocar todas las otras soluciones de conectividad disponibles hoy en día en el mercado, y permitirá a las aerolíneas mejorar considerablemente su experiencia de pasajero y obtener una valiosa ventaja competitiva. La certificación de EASA es un gran logro hacia el lanzamiento del servicio este año, debido a que las aeronaves de la familia A320 son el caballo de batalla de muchas aerolíneas, operadores comerciales de aviación y arrendadores de aeronaves. Además, las aeronaves de un solo pasillo como tal se espera lleguen a sumar el 70% de todas las nuevas entregas en los próximos 20 años. Esto destaca las enormes oportunidades de mercado que abre el certificado, particularmente en tanto Inmarsat está posicionado como el único proveedor que puede atender aeronaves A320 mundialmente durante todo su ciclo de vida.

“También, es evidencia firme de la madurez que va logrando el servicio. Hemos venido desarrollando GX Aviation durante los últimos cinco años, como la única solución integral en la cual todo componente, desde los satélites, la red terrestre y las terminales, hasta las redes de cabina, las funcionalidades y el soporte de internet, todos estos aspectos se han desarrollado con la movilidad en mente, para prestar una experiencia de primer nivel a los pasajeros. Ahora que tenemos todos los componentes clave en orden, estamos ante las etapas finales de pruebas, y como operador de red única, podemos comprometernos a dar un servicio uniforme de alta calidad, donde sea que les toque viajar a estas aeronaves”. 

 

LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA LLEVA HACIA UN CAMBIO RADICAL EN LA CONECTIVIDAD DE LAS AEROLÍNEAS

La red satelital móvil GX entró en operación comercial el pasado mes de diciembre de 2015, con una oferta de cobertura global ininterrumpida. Inmarsat ha ratificado su compromiso hacia mayor capacidad de red, con planes anunciados para sus cargas útiles dedicadas en la banda Ka a siete. 

Las aerolíneas se conectarán a la red GX mediante terminales JetWave de próxima generación producidas por el socio de Inmarsat, Honeywell Aerospace. Desde ya se cuentan con más de 300 aviones comprometidos al sistema y aún más próximamente. Las exclusivas terminales nuevas están diseñadas para instalarse y mantenerse con toda facilidad, para garantizar mínimo tiempo de inactividad de todas las soluciones de conectividad de cabina disponibles en el mercado, con instalación que requiere de muy poca mano de obra y con las herramientas estándar disponibles en todos los hangares de mantenimiento.  

JetWave se ha optimizado totalmente para brindar desempeño total a lo largo de la cobertura de Inmarsat en prácticamente todas las rutas aéreas del mundo, incluidas las latitudes norte y sur sobre los 40, donde las terminales que compiten entre sí, llegan a tener un deterioro considerable en su desempeño, e incluso fallas en el servicio. Además, se trata de la única terminal de aviones que incluye dobles receptores, para posibilitar entregas críticas entre rayos satelitales. Otras soluciones cuentan con instancias de fallas integradas cada vez que la termina se debe entregar, aspecto que agrega importantes interrupciones de servicio y tiempo perdido para el usuario.

El más reciente certificado STC, que se otorga después de la certificación para GX Aviation en el Boeing 757 y los aviones Bombardier Global 5000 y 6000, también ha dejado en claro el éxito de la extensa alianza pactada entre Inmarsat, Lufthansa Technik y Lufthansa Systems. Estas empresas han combinado sus conocimientos del mercado para brindarle a Lufthansa una solución de conectividad integral y multifuncional que mejorará la experiencia del pasajero y el valor de marca.

Después de muchos años de experiencia modificando aeronaves, Lufthansa Technik es la entidad responsable de instalar los sistemas y componentes necesarios para contar con GX Aviation a bordo, así como del trabajo necesario para efectos aeronáuticos y legales. Además, como expertos en TI para la aviación, Lufthansa Systems se hace cargo de fabricar la infraestructura a bordo de la aeronave y de brindar el innovador portal FlyNet para aquellos pasajeros basados en la línea de productos, BoardConnect.

Leo Mondale agregó, “otras aerolíneas también se pueden beneficiar de esta solución. Ofrece al pasajero de hoy lo que realmente quiere – conectividad, contenido y servicios en sus propios dispositivos wifi y es un complemento al modelo de entretenimiento empleado en la industria de la aviación actual, a menudo afectado por tecnología obsoleta, que transmite contenidos anticuados a grandes costos no solamente de instalación, sino que también operativos”.

Una aeronave Airbus A319 con la instalación radomo lista para prestar el servicio GX Aviation de Inmarsat

Una aeronave Airbus A319 con la instalación radomo lista para prestar el servicio GX Aviation de Inmarsat

 

Alexander Bernstein | Account Coordinator JEFFREY GROUP

Lea el artículo original que fue publicado en :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *